Gramática 3
3.1. La flexión nominal: 2ª declinación 3.4. Valores del verbo sum
3.2. Los adjetivos de tres terminaciones 3.5. Oraciones simples: las copulativas
3.3. La flexión verbal: el verbo sum  

3.1. La flexión nominal: 2ª declinación (--> índice)

La segunda declinación latina es morfológicamente algo más compleja que la primera, debido fundamentalmente a que en en ella tienen cabida nombres de género tanto masculino, femenino como neutro. Todos estos nombres tienen en común la terminación en –i de su genitivo singular, que los diferencia de los del resto de declinaciones.

mundus, mundi (m): mundo
pirus, piri (f): peral
templum, templi (n): templo

Nos ocuparemos primeramente de los masculinos y femeninos, pues los neutros presentan características propias y conviene estudiarlos por separado.


3.1.1. Sustantivos masculinos y femeninos

La inmensa mayoría de estos sustantivos tienen el nominativo terminado en -us. Hay, además, unos pocos nombres masculinos que han perdido el final en -us y terminan en –er o –ir:

oculus, oculi: ojo
vir, viri: hombre
ager, agri: campo

Para los primeros nos serviremos del sustantivo dominus,-i "señor" como modelo de declinación de todos ellos.


2ª DECLINACIÓN EN -US
singular plural
N domin-us domin-i
V domin-e domin-i
A domin-um domin-os
G domin-i domin-orum
D domin-o domin-is
A domin-o domin-is

Ejercicio 1, Ejercicio 2, Ejercicio 3

La declinación de los nombres en –er, -ir es prácticamente idéntica a los en -us. Sólo se diferencian en las terminaciones del nominativo y del vocativo singular, como puedes comprobar en los modelos puer,-i "niño" y vir,-i "hombre":


2ª DECLINACIÓN EN -ER, -IR
singular plural singular plural
N puer puer-i N vir vir-i
V puer puer-i V vir vir-i
A puer-um puer-os A vir-um vir-os
G puer-i puer-orum G vir-i vir-orum
D puer-o puer-is D vir-o vir-is
A puer-o puer-is A vir-o vir-is

Ejercicio 1, Ejercicio 2

3.1.2. Sustantivos neutros

Los neutros se reconocen en el propio enunciado, ya que su nominativo singular termina siempre en -um, como se aprecia en los siguientes ejemplos:

oppidum, oppidi: ciudad fortificada
donum, doni: regalo
templum, templi: templo

Te resultará fácil memorizar su declinación, si tienes en cuenta que siempre presentan la misma forma en el nominativo, vocativo y acusativo. Como modelo para todos ellos nos serviremos del sustantivo bellum, -i "guerra":

2ª DECLINACIÓN EN -UM (neutros)
singular plural
N bell-um bell-a
V bell-um bell-a
A bell-um bell-a
G bell-i bell-orum
D bell-o bell-is
A bell-o bell-is

Ejercicio 1, Ejercicio 2, Ejercicio 3

3.2. Los adjetivos de tres terminaciones (--> índice)

A medida que vas aprendiendo la declinación de los sustantivos latinos conviene que empieces a familiarizarte también con la de los adjetivos. Comenzaremos por los llamados de tres terminaciones, pues presentan tres formas de nominativo, una para cada género: masculino -us, femenino -a, neutro -um, como puedes observar en los siguientes ejemplos:

rapidus, rapida, rapidum: rápido
malus, mala, malum: malo
purus, pura, purum: puro

Así pues, en el enunciado de los adjetivos de tres terminaciones se indican los nominativos en sus tres géneros. Para declinarlos basta con que apliques las mismas desinencias de los sustantivos de la primera y segunda declinación que acabas de aprender. Como modelo de declinación tomaremos el adjetivo bonus, -a, -um.

ADJETIVO DE TRES TERMINACIONES -US, -A, -UM
singular plural
N bon-us bon-a bon-um bon-i bon-ae bon-a
V bon-e bon-a bon-um bon-i bon-ae bon-a
A bon-um bon-am bon-um bon-os bon-as bon-a
G bon-i bon-ae bon-i bon-orum bon-arum bon-orum
D bon-o bon-ae bon-o bon-is bon-is bon-is
A bon-o bon-a bon-o bon-is bon-is bon-is

Ejercicio 1, Ejercicio 2

Al igual que ocurre entre los sustantivos, algunos de estos adjetivos presentan en el nominativo masculino la terminación –er en lugar de –us. En realidad, exceptuando el nominativo y vocativo singular, el resto de la declinación es idéntica a la de los en us, -a, -um. Compruébalo tú mismo comparando la declinación el modelo para estos adjetivos miser, misera, miserum "desgraciado" con la de bonus,-a,-um.

ADJETIVO DE TRES TERMINACIONES -ER, -A, -UM
singular plural
N miser miser-a miser-um miser-i miser-ae miser-a
V miser miser-a miser-um miser-i miser-ae miser-a
A miser-um miser-am miser-um miser-os miser-as miser-a
G miser-i miser-ae miser-i miser-orum miser-arum miser-orum
D miser-o miser-ae miser-o miser-is miser-is miser-is
A miser-o miser-a miser-o miser-is miser-is miser-is

Ejercicio 1

3.3. La flexión verbal: el verbo sum (--> índice)

En la unidad anterior has estudiado la formación regular de tres tiempos del modo indicativo:

  • - presente
  • - pretérito imperfecto
  • - futuro imperfecto

Ahora vamos a estudiarlos en el verbo sum 'ser', que al igual que en castellano presenta una formación irregular, como puede apreciarse ya en el propio enunciado:

  • sum, es, esse, fui, futurus

La conjugación de estos tres tiempos difiere de la de los verbos regulares, pero con las mismas desinencias personales que éstos: -o (-m), -s, -t, -mus, -tis, -nt.


VERBO SUM
presente pret. imperf. fut. imperf.
sum eram ero
es eras eris
est erat erit
sumus eramus erimus
estis eratis eritis
sunt erant erunt

Ejercicio 1, Ejercicio 2, Ejercicio 3

3.4. Valores del verbo sum (--> índice)

Dependiendo del contexto, el verbo sum presenta diferentes valores. Cuando aparece con atributo tiene valor copulativo ("ser"):

Columba alba est. --> La paloma es blanca.
Columbae albae sunt. --> Las palomas son blancas.

Cuando en la oración no hay atributo su valor es intransitivo y puede traducirse por "estar, existir":

Deus est. --> Dios existe.
Columba in horto est. --> La paloma está en el jardín.

Si el sujeto de estas oraciones intransitivas es inderminado, el verbo sum se traduce en estos casos por "haber":

Rosa in horto est. --> Hay una rosa en el jardín.
Rosae in horto sunt. --> Hay rosas en el jardín.

3.5. Las oraciones copulativas (--> índice)

Como acabamos de ver, las oraciones copulativas son aquellas que constan de un atributo. Si se trata de un adjetivo, este atributo concuerda con el sujeto en género, número y caso. Así en los ejemplos:

Columba alba est. --> La paloma es blanca.
Columbae albae sunt. --> Las palomas son blancas,

el atributo alba es nominativo, femenino, singular concordando con el sujeto columba, mientras que albae es nominativo, femenino, plural concordando con el sujeto columbae. Ten en cuenta que si el atributo no es un adjetivo sino un sustantivo, la concordancia afecta solamente al caso:

Columbae esca sunt. --> Las palomas son un manjar.

En este ejemplo esca ("manjar") es un sustantivo singular que concuerda con el sujeto plural columbae.